Seleccionar página

Todo sobre la Hipoteca Multidivisa. De qué trata esta página


La Hipoteca Multidivisa es un producto financiero tóxico
(es un hecho).
Este producto financiero fue ofrecido por determinadas entidades financieras a sus clientes (es un hecho).

Esta página trata de ofrecer información detallada acerca de este tipo de hipoteca, explicando de forma concreta y muy sencilla para todo tipo de personas, todo lo que hay que saber para entender este producto que determinados bancos ofrecieron indiscriminadamente a sabiendas de lo que estaban vendiendo, y sobretodo qué se puede hacer si uno es poseedor de este tipo de activo tóxico, o bien lo es algún familiar o amigo.

Índice

Conceptos previos para entender este producto financiero

Para entender por completo un producto financiero debemos conocer de qué elementos está formado, para poder tener capacidad para poder valorar adecuadamente su idoneidad a la hora de contratarlo o no. Bien, en este caso hablamos de la Hipoteca Multidivisa. Este producto está formado por los siguientes conceptos, que explicaremos detalladamente uno a uno en los siguientes puntos:

  • Préstamo hipotecario
  • Capital
  • Tipo de Interés
  • Plazo
  • Cuota
  • Garantía
  • Tipo de cambio


¿Qué es un préstamo hipotecario?

Un préstamo hipotecario es, como su propio nombre indica, un préstamo de dinero que nos hace el banco a nosotros como usuarios, ya que no disponemos de esa cantidad de dinero para poder comprar una casa. A ese importe se le llama comúnmente Capital del préstamo. Si la entidad financiera nos diera ese capital (montante de dinero) sin pedirnos nada a cambio entonces el banco perdería dinero año a año. ¿La razón?, los precios año a año suben, y a esto se le conoce como IPC (Índice de Precios al Consumo). Además, en caso de no pedir nada a cambio, el banco tendría también un coste de oportunidad de no poder sacar más rendimiento a su dinero.

Con esto llegamos al concepto de tipo de interés. El banco nos ofrece un capital del préstamo hipotecario a cambio de que le devolvamos ese importe más un tipo de interés por darnos ese dinero. Con ese interés la entidad financiera querrá obtener el mayor beneficio posible.

Como nota a tener en cuenta, en la antiguedad se ofrecían préstamos que muchas veces incluían tipos de interés excesivos. Con ello surgió el término «usura». Vayamos un momento a la página de la RAE (Real Academia Española de la Lengua) para conocer las distintas definiciones oficiales de este término:

  1. Interés excesivo en un préstamo.
  2. Ganancia, fruto, utilidad o aumento que se saca de algo, especialmente cuando es excesivo.
  3. Interés ilícito que se llevaba por el dinero o el género en el contrato de mutuo o préstamo.

Simplemente quedémonos con esta información. Volveremos a ella un poco más adelante.

Perfecto, hemos visto los conceptos de Capital y Tipo de Interés. Si el banco nos ha ofrecido una cantidad de dinero a un interés, tendremos la opción de devolverlo en un tiempo determinado, y a esto lo conocemos como plazo, que se suele determinar en años en los préstamos hipotecarios. Una vez conocemos el capital, el tipo de interés y el plazo podremos obtener lo que llamamos Cuota, que es simple y llanamente lo que tendremos que pagar al banco mes a mes para devolverle poco a poco parte del importe del capital más una parte de intereses.

En esta página del Banco de España se pueden realizar simulaciones de cuotas a pagar para distintos capitales iniciales, tipos de interés y plazo de amortización.

Además, debido a que el capital prestado por la entidad financiera es alto en el caso de un préstamo hipotecario, los titulares del préstamo, es decir los prestatarios (es decir, consumidores que contratan el préstamo al banco) tienen que poner como garantía real la casa. Esto significa que, en caso de impago el banco se quedará con la casa. Esto lamentablemente en España ha sucedido y está sucediendo hoy en día con los desahucios.

¿Y qué tipo de interés se suele aplicar por las entidades financieras?. Depende. Veámoslos a continuación.

¿Qué tipo de interés se paga en los préstamos hipotecarios?

Cuando una persona formaliza un préstamo hipotecario sólo existen dos tipos de interés a elegir, interés fijo o interés variable, o bien una combinación de ambos, lo que se llama interés mixto. Pero básicamente sólo existen dos tipos, fijo o variable. Veamos la explicación de cada uno.


Interés Fijo

El interés fijo se mantiene constante durante toda la vigencia del préstamo hipotecario. Aunque durante el plazo de vida del préstamo haya fluctuaciones en el mercado de dinero, la cuota del préstamo que hay que pagar no se verá modificada.

Interés Variable

El tipo de interés variable puede verse modificado durante la vida del préstamo, como su propio nombre indica. ¿Y cuál es el importe de ese porcentaje de interés? para conocerlo los bancos utilizan dos posibles, el Euribor y el Libor.

Euribor

El Euribor (que es el acrónimo de «Euro Interbank Offered Rate», traducido como «Tipo Europeo de Oferta Interbancaria) es el tipo de interés medio publicado diariamente que se calcula haciendo el promedio de los tipos de interés al que los principales bancos europeos se prestan el dinero entre ellos. Verdaderamente no es un único valor, sino que existen ocho:

  • Euribor a 1 semana
  • Euribor a 2 semanas
  • Euribor a 1 mes
  • Euribor a 2 meses
  • Euribor a 3 meses
  • Euribor a 6 meses
  • Euribor a 9 meses
  • Euribor a 1 año

En esta página se publican los últimos valores del Euribor para cada uno.

Libor

El Libor (que es el acrónimo de «London Interbank Offered Rate», traducido como «Tipo Interbancario de Oferta de Londres»), es básicamente un tipo de interés publicado en el Mercado de dinero de Londres, y que se traduce como el tipo de interés promedio resultante de las tasas de interés al que se prestan dinero bancos designados fuera de la zona Euro. Es decir, su cálculo es similar, pero la diferencia notable es que se calcula con la implicación de bancos externos a la zona Euro.

Además, este indicador de tipos de interés es utilizado ampliamente como tasa de referencia para algunos instrumentos financieros de alto riesgo como Futuros, Swaps y Opciones. Y también es utilizado como referencia para las siguientes monedas:

  • Libra esterlina
  • Dólar
  • Yen japonés
  • Franco suizo
  • Dólar canadiense
  • Corona sueca
  • Dólar neozelandés

Este indicador de tipos de interés no ha estado exento de polémicas en el pasado, casualmente durante el año 2008, año de la crisis financiera que aún padecemos, donde determinados bancos habían estado manipulándolo convenientemente a su favor. Estos hechos fueron publicados por los principales medios de comunicación del mundo como The Wall Street Journal, Financial Times, la BBC o Reuters.

Uno de los bancos más importantes implicados en este escándalo fue Barclays Bank, que fue multado con 100 millones de euros por estos hechos. Enlace a la noticia en Expansión.

Curiosamente (o no tanto) Barclays Bank fue una de las entidades que más hipotecas multidivisa vendió en España. Bankinter fue otro de los bancos que «colocó» este producto financiero entre «sus clientes». Más adelante veremos el listado completo de entidades financieras que vendieron este tipo de préstamo hipotecario.

En España aproximadamente el 97% de los préstamos hipotecarios se han contratado con tipo de interés variable.

Antecedentes a la aparición de las Hipotecas Multidivisa y explicación de la situación

Estado de la economía justo antes de su aparición

La hipoteca multidivisa se empezó a comercializar en España en torno a principios del año 2000, aunque se hizo de forma muy minoritaria y enfocada en perfiles de clientes con conocimientos financieros muy altos.

Los años previos a 2008 fueron de bonanza económica. España crecía a ritmos del 3% anual en el PIB. De hecho el entonces presidente del gobierno Rodriguez Zapatero se jactaba de haber crecido durante 10 años consecutivos por encima de otros países de la Unión Europea como Alemania, y solicitaba la entrada de España en el G-7, el grupo de los supuestamente 7 países más ricos del mundo, con estas palabras «España participa en la Champions League de las economías mundiales, un torneo en el que es la que más partidos gana, la que más goles ha metido y la menos goleada«.

Existía una gran liquidez en el mercado, y el precio de la vivienda en España alcanzaba máximos día tras día. La inflación estaba creciendo y por tanto los tipos de interés crecieron también de forma paralela, como veremos a continuación en un gráfico.

Las hipotecas multidivisa empezaron a comercializarse de forma masiva en los años 2006, 2007 y 2008. Aproximadamente el 98% de estas hipotecas estaban referenciadas a yenes o a francos suizos; el resto, sólo el 2%, estaban en libras y dólares.

Y llegó la crisis de 2008.

Crisis de 2008

En Estados Unidos se produjo una crisis inmobiliaria sin precedentes, después de la burbuja que se había producido con las hipotecas subprime. A finales del 2007 se empezaron a vislumbrar los primeros síntomas de que algo no iba bien en el mercado de inversiones inmobiliarias. Y fue en el 2008 cuando los primeros bancos de inversión llegaban a la bancarrota, uno de los más conocidos el de Lehman Brothers. Este tsunami financiero que empezó en Estados Unidos se contagió al resto de economías del mundo, y aún seguimos sufriendo sus consecuencias.

Evolución del Euribor

Veamos a continuación la evolución del Euribor durante los últimos años (línea naranja), y hagámoslo viendo también el del IPC (Índice de Precios al Consumo, línea roja).

Para entender el por qué de las Hipotecas Multidivisa es bueno ver las tendencias de los tipos de interés Euribor y del IPC durante distintos años.

La razón de incluir ambas evoluciones es para entender la relación entre ambas y el por qué de sus movimientos. La política número 1 del Banco Central Europeo es el control de los precios y lo hace a través de su política monetaria, que incide en la determinación de los tipos de interés y su subida o bajada. Si los precios en la zona euro suben, el BCE sube los tipos de interés. ¿Por qué? porque sabe que los bancos tienen referenciados sus préstamos al Euribor y que por tanto estos se encarecerán. Al hacerse más caros el público en general no los solicitará tanto (bajará su demanda) y por tanto habrá menos dinero disponible en la economía. Al haber menos dinero disponible en la economía se comprará menos (bajará la demanda de los usuarios hacia bienes de consumo) y al haber menos demanda de productos los comerciantes y negocios que ofrecen sus productos tendrán que bajar los precios para poder vender, lo que hará a su vez que baje la inflación (IPC).

Como se puede apreciar en el gráfico, el Euribor se modifica un poco tiempo después a los cambios de los precios, no lo hace de forma inmediata, pero si al final. Curiosamente parece que hoy hay una brecha entre las subidas de precio y los tipos de interés, muy parecida a la que se produjo en los años 2003, 2004 y 2005, donde los tipos de interés terminaron subiendo para corregir la subida de la inflación.

Si observamos el gráfico podemos ver que el Euribor duplicó su valor entre los años 2006 y 2008, justamente los años en los que determinados bancos se encargaron de vender las supuestas «bondades» de adquirir una hipoteca multidivisa.

Y podemos observar otro punto importante en el gráfico y es una de las claves de por qué los bancos estaban intentado «colocar» estas hipotecas entre «sus clientes». Podemos ver que ya en el año 2007 los precios estaban empezando a bajar escandalosamente. Las entidades financieras sabían que el Banco Central Europeo bajaría de forma paralela los tipos de interés para evitar que la economía se ralentizara demasiado. Y si el BCE lo hacía, ellos (los bancos) iban a dejar de ganar dinero. Así que «aprovecharon» esta información para decir a sus clientes que era preferible adquirir hipotecas multidivisa referenciadas al Libor (más ventajosas en esos precisos momentos, como veremos más adelante) en detrimento de hacerlo bajo el Euribor, que tal y como vehementemente comunicaban a «sus clientes» estaba creciendo año a año y ellos, como entidad financiera que vela siempre por los intereses de sus clientes, querían que fuera más ventajoso para estos (nótese la ironía).

Evolución del Libor

Veamos la evolución del índice Libor a lo largo del tiempo.

En el gráfico se puede ver la evolución del Libor a lo largo de los años, que afecta a la Hipoteca Multidivisa

El gráfico que vemos es el del Libor para el Dólar USA. Su evolución no sólo depende del precio medio al que se llegue de acuerdo a los bancos que se basan para su cálculo, sino que también se ve afectada por la situación económica del país en el que se basa la moneda, el Dólar para Estados Unidos. Pero si la hipoteca multidivisa está contratada en yenes entonces la cotización del Libor será para el Yen, y se verá afectada por las perspectivas económicas de Japón, que afectarán a la cotización de esa moneda, y por ende a la de la hipoteca multidivisa. Lo mismo para el Franco Suizo.

¿Qué es una Hipoteca Multidivisa (definición)?

Una Hipoteca Multidivisa es un préstamo hipotecario por el que el banco nos da un capital, a un tipo de interés Libor + un diferencial, y que está referenciado a una divisa (yen, franco suizo, dólar, corona sueca, etc.). La persona que lo contrata tiene la posibilidad de cambiar la divisa de referencia durante la vida del préstamo, pero a un coste, que por lo general es alto.

¿Cuáles eran los supuestos beneficios que los bancos ofrecían a sus clientes con las Hipotecas Multidivisa?

Los beneficios que los bancos que colocaban sus hipotecas multidivisa promulgaban a sus clientes era que podían aprovecharse de un tipo de interés mucho más bajo que el Euribor, ya que podían escoger una divisa, el yen o el franco suizo que les sería más beneficioso (o cualquier otra, pero estas dos eran las más favorables en ese momento). Y además, no tenían que olvidar que podían cambiar de divisa siempre que quisieran.

Así, las entidades financieras daban básicamente dos argumentos a los clientes:

  1. El tipo de interés de referencia del préstamo hipotecario, el Libor en yenes, o el Libor en francos suizos era más beneficioso para ellos que contratar otro préstamo hipotecario referenciado al Euribor.
  2. Podían cambiar a la divisa que más les beneficiara en cada momento.

Ambos supuestos beneficios eran verdades a medias, que es lo mismo que decir mentiras. Los bancos no estaban avisando a sus clientes de ciertos aspectos que veremos en los próximos puntos de forma muy detallada y explicativa. La ética de las entidades financieras que comercializaron estos productos tóxicos brillaba por su ausencia, y lo peor es que eran conscientes de ello, quizá no los comerciales de a pie que no conocían lo que vendían (lo cual no les exime de responsabilidad en la venta a sus clientes), pero si los responsables hipotecarios de las entidades financieras que decidieron vender esos productos tóxicos.

¿Cómo afectaba la fluctuación de los tipos de cambio entre divisas a la Hipoteca Multidivisa?

Evolución y fluctuación de las Hipotecas Multidivisa en yenes

Antes hemos visto el gráfico de la evolución del Libor asociado al Dolar USA. Veamos a continuación el gráfico de la evolución del Libor asociado al Yen, que fue uno de los índices que más se utilizó por los bancos para vender las hipotecas multidivisa.

Gráfico histórico de la evolución del índice Libor Yen

Como se puede observar en el gráfico, fue durante los años 2006, 2007 y 2008 cuando el Libor Yen subió más, viniendo de unos años previos cercanos al 0,04%. Fue la evolución de estos años previos, con el índice tan bajo, el que sirvió de argumento a las entidades financieras para convencer a sus clientes de que era preferible contratar una hipoteca multidivisa referenciada al Libor y no al Euribor.

Pero como se puede observar en el gráfico, en el año 2001 el Libor Yen venía de una subida de su valor. Esto nunca fue dicho por los bancos, es decir, no avisaron a sus clientes de que podían sufrir variaciones tan grandes y hacer más cara la hipoteca.

Evolución y fluctuación de las Hipotecas Multidivisa en francos suizos

Veamos también la evolución de la cotización del Libor asociado al franco suizo.

Gráfico histórico de la evolución del índice Libor Franco Suizo

La evolución del Libor Franco Suizo es bastante similar a la que ha sido el Libor Yen, e incluso el Libor Franco Suizo ha llegado a tener mayores valores de tipos. Quizá alguien se esté preguntando entonces por qué los clientes contrataban hipotecas multidivisa referenciadas al franco suizo si este era más caro. Bien, Suiza tenía establecido un límite de fluctuación de su moneda, que no podía ser mayor de un valor contra el euro, Tenia…porque el Banco de Suiza decidió dejar fluctuar a su moneda libremente. Y ese argumento de estabilidad y de bajos valores era el que los comerciales de los bancos que vendieron las hipotecas multidivisa en francos suizos utilizaban.

Ejemplo gráfico de la evolución de una hipoteca normal bajo el Euribor, una hipoteca multidivisa bajo el Libor en yenes, y una hipoteca multidivisa bajo el Libor en francos suizos

Hagámoslo todo más sencillo aún y veamos con un ejemplo qué le sucedería a una persona que contratara una hipoteca multidivisa en el 2006, comparando con el Libor Yen, el Libor Franco Suizo y el Euribor. ¿Cómo evolucionaría el coste de la hipoteca en ese tiempo?

Para ello calculemos primero qué cuota mensual hubiera pagado una persona que hubiera contratado una hipoteca de 200.000 € a 25 años, con un diferencial del 0,99%, referenciada al Euribor, otra hipoteca referenciada al yen y otra referenciada al franco suizo, a principios de 2006:

  • Referenciada al Euribor: 996 €
  • Referenciada el Libor Yen: 758 €
  • Referenciada al Libor Franco Suizo: 841 €

Posteriormente, cada mes la persona pagaría una cuota distinta, según la evolución del Euribor, del Libor Yen y del Libor Franco Suizo. Claramente se pagaba menos cuota mensual con una hipoteca multidivisa en yenes o en francos suizos que con el Euribor. Y aquí empiezan los aspectos que los bancos «olvidaron» contar a sus clientes:

  • Sabían que la evolución del Euribor sería a la baja, debido a la bajada del IPC
  • Sabían que el Libor Yen y el Libor Franco Suizo subirían.
  • Pero sabían algo mucho más problemático que nunca contaron a sus clientes. Lo que se pagaba como cuota mensual de la hipoteca multidivisa no dependía sólo de la cotización mes a mes del Libor, sino del movimiento de la divisa sobre la que estaba contratada la hipoteca. Veamos esto detalladamente a continuación.

Si una persona tiene contratada una hipoteca referenciada al Euribor tendrá que pagar una cuota mensual que puede variar cuando el Euribor varíe. Sin embargo, no existirá ningún riesgo de tipo de cambio respecto al euro, ya que su hipoteca está referenciada a euros. Imaginemos que hubiera una divisa Euro/Euro (EUR/EUR). Para poder comprar 1 € necesito 1 €, es decir 1 EUR = 1 EUR.

Si una persona tiene contratada una hipoteca referenciada al Libor Yen tendrá que pagar una cuota mensual que puede variar cuando el Libor Yen varíe. Sin embargo, además existirá el riesgo de tipo de cambio respecto al yen, ya que su hipoteca multidivisa está referenciada en yenes. Utiliza por tanto el tipo de cambio EUR/Yen. Para poder comprar 1 € necesito 139,47 yenes (a 2 de enero de 2006). Y este valor cambia cada día, lo cual implica que es muy especulativo. Con lo que el riesgo de la hipoteca multidivisa no sólo se basa en el índice de referencia global de la hipoteca, el Libor Yen, sino que a él hay que sumarle el riesgo del movimiento de la divisa.

Lo mismo sucede con el franco suizo.

Este «simple dato anecdótico» (nótese la ironía de nuevo) que tanto podía afectar a lo que pagaban los clientes fue obviado por las entidades financieras que «colocaron» sin ningún tipo de vergüenza ajena este tipo de producto tan beneficioso entre sus clientes. Todo esto trasladado en términos más llanos aún significaba que un cliente con una hipoteca multidivisa podía deber al banco cada día una cantidad distinta, pagar mes a mes mensualidades muy distintas y que su deuda acumulada, en lugar de reducirse pudiera aumentar sin ningún límite.

Veámoslo gráficamente para que quede más claro aún. Empecemos con la cuota mensual y comparemos entre haber elegido una hipoteca referenciada al Euribor, una hipoteca multidivisa referenciada al yen y otra hipoteca multidivisa referenciada al franco suizo, en el periodo crítico de 2006, 2007 y 2008.

Simulación de la evolución de la cuota mensual de tres hipotecas, una referenciada al Euribor, otra referenciada al Libor Yen y otra referenciada al Libor Franco Suizo

Como se puede comprobar en el gráfico no sólo la evolución del índice de referencia afecta al movimiento de la cuota mensual, sino también el movimiento de la divisa. La cuota mensual de la línea negra referenciada al Euribor sólo se ve influenciada por este índice para su cálculo, con lo que sus movimientos son menos pronunciados. Sin embargo, las cuotas mensuales de las hipotecas multidivisa tanto del yen como del franco suizo tienen movimientos afectos no sólo por el Libor sino también por la divisa (yen y franco suizo, respecto al euro).

Esto la cuota mensual, pero, ¿y el capital pendiente de pagar de la hipoteca?. Cuando se contrata una hipoteca el capital pendiente se va reduciendo según una tabla de amortización. Así, en el ejemplo que estábamos visualizando, con una hipoteca de 200.000 € al inicio, si la hubiéramos contratado a principios de 2006 y lo hubiéramos hecho referenciada al Euribor, en diciembre de 2008, tres años después, habríamos debido al banco 186.500 €. En el caso de una hipoteca multidivisa referenciada al Libor Yen deberíamos al banco 204.000 €, más aún de lo que nos había prestado al inicio, un negocio redondo para el, y que año a año puede incrementarse de forma infinita, según los movimientos del yen, o del franco suizo si lo hemos contratado con el Libor Franco Suizo.

De hecho, se han dado muchos casos reales de personas que contrataron sus hipotecas multidivisa por 200.000 € y que unos pocos años después debían al banco 300.000 €. En casos extremos determinadas hipotecas llegaron a incrementarse en 500.000 €.

Al inicio de esta página hemos incluido una de las acepciones que la RAE (Real Academia Española de la Lengua) da al término «usura»:

  • «Ganancia, fruto, utilidad o aumento que se saca de algo, especialmente cuando es excesivo.»

Cada persona puede sacar sus propias conclusiones.

¿Cuando se empezaron a comercializar en España las hipotecas multidivisa?

Las hipotecas multidivisa se empezaron a «colocar» en España a principios del año 2000, sin embargo se hacía entre personas con unos altos conocimientos financieros, y con conocimiento de causa de lo que estaban contratando.

No fue hasta los años 2006, 2007 y 2008 cuando las entidades financieras decidieron vender masivamente y sin explicar sucinta y pormenorizadamente el producto, al público en general.

¿Por que los bancos no vendieron hipotecas multidivisa de forma masiva hasta 2006?

Hasta ese momento no les interesaba. Estaban ganando mucho dinero gracias a las continuas subidas del Euribor. Sin embargo, en 2006 y 2007 sabían que el índice volvería a bajar y que por tanto podían llegar a perder dinero con sus operaciones hipotecarias. Además, sabían que era muy probable que el yen se revalorizara respecto al euro, ya que había tocado fondo, y que esos movimientos harían que las personas que contrataran hipotecas multidivisa les debieran más dinero año tras año, algo contranatura en un contrato de hipoteca.

¿Qué entidades financieras colocaron entre sus clientes hipotecas multidivisa en España?

Los bancos que se encargaron de «colocar y vender» este producto tóxico fueron, ordenados según el volumen de los que más vendieron:

  1. Bankinter
  2. Barclays Bank
  3. Caixa Cataluña
  4. Banco Popular
  5. Banco Santander
  6. Kutxabank
  7. Banco de Valencia
  8. Caixa Galicia
  9. Deutsche Bank
  10. Caixa Terrasa
  11. BBVA
  12. Bancaja
  13. Otros

¿Cuáles eran los “beneficios” para los bancos de vender una Hipoteca Multidivisa?

Tal como hemos avanzado anteriormente, la tendencia de cotización del Euribor, que durante los años previos a 2006 había sido creciente, iba a cambiar radicalmente hacia la baja, lo que iba a afectar a las entidades financieras negativamente en sus cuentas de resultados millonarias.

Gracias a la información de la que disponían acerca del mercado de dinero (y que los consumidores de a pie no) se encargaron de vender las hipotecas multidivisa en el momento álgido del índice Euribor, donde los consumidores estaban asumiendo altos costes de interés. Sólo les hacía falta comentar a sus clientes que con el Libor Yen o el Libor Franco Suizo iban a pagar cuotas mensuales muchos más baratas que con el Euribor. Esto se hacía a sabiendas, tal y como hemos comentado ya, de que tanto el Libor como las cotizaciones de divisas del yen y el franco suizo se iban a volver en contra de los intereses de los clientes.

Además, se aseguraban de que cambiar de divisa de cotización en la hipoteca multidivisa tuviera altos costes a nivel de comisión. Todo esto se convirtió en un «negocio redondo» para los bancos, a costa de sus «clientes». Y ponemos clientes entre comillas por una razón. En el mercado actual en el que vivimos existen dos formas de «vender». Una es conseguir vender a toda costa un producto aunque la empresa sepa que no volverá a venderle nunca más a ese cliente. Este tipo de estrategia agresiva de campo quemado se utilizaba a mediados del siglo XX y ha llegado hasta nuestros días. La otra forma de vender es crear una relación de confianza con el cliente, donde él se sienta satisfecho con el servicio ofrecido y se crezca con el. La hipoteca es un producto que por su propia naturaleza debe crear una relación de confianza de ese cliente con la entidad financiera, debido a que esta relación durará unos cuantos años. Durante estos años el cliente parte de una cuenta corriente de ahorro, pasando por otros productos de inversión y de plan de pensiones, llegando a la hipoteca, y finalizando con otros productos de inversión.

Sin embargo, las «mentes lúcidas» responsables de la venta final de las hipotecas multidivisa entre «sus clientes» parecían obviar este tipo de conceptos básicos financieros. ¿Qué cliente volvería a contratar otro producto financiero dentro de la entidad que le ha «colocado» una hipoteca tóxica?. ¿Qué cliente hablaría bien entre sus familiares, amigos y conocidos, de una entidad que le ha «colocado» una hipoteca multidivisa?. ¿Qué tipo de relación de confianza querían establecer desde los bancos que vendieron estos productos tóxicos con sus clientes?… preguntas que quizá deberían contestar las personas y entidades responsables de la venta de las hipotecas multidivisa. No es ninguna casualidad que actualmente ninguna entidad financiera en España venda ya hipotecas multidivisa.

¿Qué sucedió con las personas que habían contratado una Hipoteca Multidivisa?

Ante el desconocimiento de lo que habían contratado, muchos clientes vieron cómo no sólo tenían que pagar cuotas mensuales cada vez más altas, sino que el capital pendiente era cada vez mayor. Esto llevó y ha llevado al límite a familias enteras, y no en pocos casos a desahucios por no poder acometer los pagos.

¿Cuál fue la reacción de los bancos que habían vendido Hipotecas Multidivisa a “sus clientes”?

Los bancos que vendieron hipotecas multidivisa nunca asumieron ni han asumido la responsabilidad ni la mala praxis bancaria de sus hechos. Su respuesta y reacción ante «sus clientes» fue y ha sido que, si estos han denunciado los hechos, las entidades financieras han decidido ir a juicio caso por caso.

¿Qué han hecho los afectados por la Hipoteca Multidivisa hasta ahora?

Las personas que habían contratado hipotecas multidivisa decidieron empezar a denunciar su situación en el 2010, primero de forma minoritaria y después en el 2014 de forma más recurrente.

Se han creado plataformas de afectados por la Hipoteca Multidivisa, con el fin de aunar esfuerzos en su lucha por la defensa de los intereses de los consumidores afectados, y para evitar que los bancos, con innumerables recursos económicos y legales, vayan individualmente contra cada persona que contrató sus productos. Además, existen asociaciones de usuarios financieros, como ASUFIN, que se encargan de velar por los intereses de los afectados, y de dar asesoramiento e información profesional.

¿Qué decían los tribunales de justicia ordinarios ante las denuncias realizadas por los particulares sobre las Hipotecas Multidivisa contratadas?

Las primeras sentencias de los tribunales de justicia ordinarios se produjeron en 2012. En esos primeros años las sentencias fueron un 50% favorables a los bancos. La situación no cambió hasta el año 2014, en el que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea tomó cartas en el asunto y dictó una sentencia fundamental, tal y como veremos a continuación.

¿Qué dijo el Tribunal de Justicia de la Unión Europea?

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictó una sentencia en 2014 donde se indicaba que los bancos debían haber informado a sus clientes no sólo gramaticalmente sino que también tenían que haberles informado claramente acerca de los posibles costes económicos que conllevaba contratar este tipo de producto.

Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea

Se puede consultar a continuación toda la información detallada acerca de la sentencia:

¿Qué ha dicho sobre la Hipoteca Multidivisa el Tribunal Supremo?

Un año después el Tribunal Supremo español dictó también sentencia condenatoria a la entidad financiera (sentencia 323/2015), donde se indicaba que una hipoteca multidivisa era un préstamo hipotecario mas un producto derivado de alta especulación, no apto para el público medio general.

Sentencia del Tribunal Supremo sobre las Hipotecas Multidivisa

Se puede consultar la sentencia oficial del Tribunal Supremo en este enlace.

¿Qué han empezado a decir ahora los tribunales de justicia ordinarios?

Estas dos sentencias fueron determinantes en la dirección que se tomó a partir de entonces por los tribunales ordinarios de justicia. A partir de ese momento las sentencias empezaron a ser más favorables a los clientes, y actualmente se está en un 87% de resoluciones positivas hacia los clientes.